Los cerraderos electricos nos permiten abrir nuestras puertas con sólo pulsar un botón. Continuamos el artículo con nuevas más diversidad y aclaraciones sobre los mismos.

En la primera parte de esta entrada («Los cerraderos electricos (I)«) hacíamos incapie en la diversidad de modelos según las diferentes características que estos incorporen. Continuamos con un par más de variedades:

Regulables o fijos:

En ocasiones, podemos encontrarnos con una pequeña deficiencia en las puertas (no nos atrevemos a calificarla de avería) en las cuales el resbalón de la cerradura llega tan justo a la pestaña del cerradero que, de no dar el muelle un fuerte golpe, no es capaz de encajar las dos piezas, quedando la puerta abierta. Este pequeño problema puede solventarse mediante varias fórmulas, entre las cuales está la instalación de automáticos con pestaña «regulable».

En los cerraderos electricos regulables, la pestaña de enganche permite desplazamientos de varios mm. atrás/adelante, simplemente aflojando dos tornillos adicionales que presenta en la misma. Esto nos permite ganar esa pequeña distancia para conseguir un cierre más correcto.

cerraderos electricos - Detalle de regulable

Nuestra experiencia nos indica que, no siendo este un mal sistema, puede causar problemas con la pieza del retardador (ver artículo anterior), siendo más recomendables en los casos en que esta última pieza no esté presente (es decir, tendríamos un cerradero electrico regulable sin retardador). Cuando los profesionales de nuestra empresa se encuentran con este tipo de problemas, procuramos buscar otras soluciones que, aun siendo más complicadas de ejecutar, creemos que dan mejor resultado y nos permiten instalar cerraderos con pestaña fija, más duros y difíciles de romper. Sin embargo ….. para gustos los colores.

• De corriente contínua (DC) o contínua/alterna (AC/DC):

La mayoría de los automáticos que se montan habitualmente permiten su uso con los dos tipos de corrientes (alterna y continua), funcionando perfectamente con cualquiera de ellas.

¿Por que montar entonces cerraderos electricos que sólo admitan corriente continua?. En algunos de los más modernos sistemas de telefonillos de las viviendas así como en los videoporteros, se hace obligatorio usar automáticos específicos para este tipo de corriente, no ya por que los duales (AC/DC) no vayan a efectuar la apertura (que sí la realizan) sino por que estos últimos cargan mucho el grupo fónico (circuito interno de los telefonillos y los videoporteros) con ciertos retornos de corriente y acaban con toda seguridad por causar avería.

Ha habido una temporada reciente en la que la práctica totalidad de las nuevas instalaciones de videoporteros y telefonillos exigían el uso de los cerraderos electricos para corriente contínua, pero parece que en los últimos meses los fabricantes se han dado cuenta de este problema y comienzan a usar circuitos de protección que permiten de nuevo el uso de los automáticos mixtos.

 

A groso modo, hemos enumerado las características fundamentales de los cerraderos electricos más comunes en el mercado. Existen además una serie de modelos que pueden montarse para mejorar bien la seguridad, bien alguna característica especial. Entre ellos encontramos:

• Cerraderos electricos reforzados:

Utilizados durante mucho tiempo en los bancos y en algunos locales. En este modelo tanto la pestaña cómo algunas piezas internas están fabricadas en acero y son extremadamente resistentes a los golpes y apalancamientos. Su precio es bastante más elevado, por lo cual son raros de encontrar en comunidades u oficinas no así, como hemos indicado, en algunas entidades bancarias y locales con alta seguridad.

 • Cerraderos con retardador invisible:

Como explicamos en la primera parte de este artículo, el retardador es la pieza que nos permite que tengamos que estar pulsando el botón al tiempo que tiramos de la puerta, sino que una vez pulsada la apertura, el cerradero queda desbloqueado hasta que abrimos físicamente. En ocasiones, los resbalones de las cerraduras tienen problemas para empujar hacia adentro la piececita que hace el retardo, no funcionando este correctamente. Igualmente puede surgir el mismo problema por desajustes varios en la puerta. Para ello se desarrollaron los cerraderos electricos con retardador invisible, que cambian su estructura interna de manera que externamente no hay que empujar nada. Al recibir la corriente, este tipo de automáticos directamente quedan en posición de desbloqueo, hasta que se realiza una apertura física de la puerta. La cerradura no tiene que empujar nada (de echo, externamente no hay nada que empujar).

Este sistema, que en un principio puede parecer muy superior, tiene un problema (grave) de cara a las comunidades:

Al no tener que recibir el empuje del resbalón para hacer el desbloqueo, tampoco existe manera de saber si el resbalón está encima del cerradero (puerta cerrada) o no (puerta abierta). En las comunidades, cuando alguien abre desde los telefonillos, no suelen dar un pequeño toque al botón de apertura, sino que habitualmente pulsan durante varios segundos.

¿Donde queremos llegar?. Veamos: Si la persona que desea entrar empuja la puerta sin que el propietario que está abriendo desde el telefonillo haya dejado de pulsar el botón, el cerradero no entiende que al volverse a cerrar la puerta se haya producido una apertura física. Cuando esa puerta se cierre, seguiremos por tanto en posición de desbloqueo, por lo cual en muchas ocasiones la puerta estará en realidad desbloqueada y podrá acceder cualquiera a la comunidad (o vivienda u oficina).

Sabemos que lo que acabamos de explicar es complicado de entender, pero debemos quedarnos con una idea básica: Los cerraderos con retardador invisible se montan sólo en ocasiones en las cuales el profesional determine que no existe otra posibilidad, o bien que por las características del lugar de montaje sea el adecuado. En el resto de ocasiones ….. mejor retardador estandard.

 

Hasta aquí hemos visto los diferentes tipos de cerraderos electricos existentes. Por favor, no dejéis de leer nuestra próxima entrada en la cual explicaremos cómo funcionan internamente estos pequeños circuitos.

4.83 avg. rating (94% score) - 6 votes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies